16 julio 2016

Aston Martin DB9 de SCX


Estos días he dedicado especial atención a un Aston Martin DB9 para correr una de GTs de SCX con los colegas del club.

Es una preparación que he montado reciclando piezas de otros SCX que tengo en casa, así que no he gastado un euro más que en gomas. Y creo que es perfectamente aplicable a otros GTs de esta marca.

El chasis se rajó al sacarlo de caja justo donde se engancha la cuna en su parte delantera. Pero no ha supuesto una merma de características al ponerlo en la pista.

Lo primero que he hecho ha sido aflojar la tensión de las pletinas sobre la guía. Y colocar las trencillas en modo simple.

Las llantas originales rondan los 19mm. Elevan el coche muchísimo. Pero lo peor es que alargan la relación tanto que el coche se vuelve perezoso. Y en una pista con rectas tirando a cortas, se convierte en un coche lento al tardar demasiado en alcanzar su velocidad máxima y faltar recta.
Así que colocamos llantas de otro turismo de SCX. Estas son de 16.5 mm de diámetro y resuelven el problema por completo.
Los ejes son los originales del Aston Martin, están rectos y su anchura es adecuada para este coche, que es muy ancho. En el eje delantero he colocado unos separadores para aprovechar a tope la anchura. Apenas sobresalen 1 mm de la carrocería.
Otros compañeros de pista han optado por montar material calibrado, obviamente, con buenos resultados.

Las gomas delanteras son de perfil muy bajo para que el morro descanse sobre la guía, pero a la vez apoyen los neumáticos lo mínimo. Nunca me ha gustado ver las ruedas de un coche en el aire.
Detrás he montado unas gomas Scaleauto. Llevo años con ellas y estoy muy contento con su resultado en pista.

El motor original ha sido reemplazado por un RX 42B, que tiene algunas revoluciones más que el 42 a secas. Es un motor que montan bastantes modelos de SCX. Concretamente el donante del motor y llantas fue un vetusto Seat León WTCC, mi turismo favorito, por cierto.

Para finalizar encinto la cuna al chasis. Entre otras cosas evito que esta salte del chasis por la rotura detectada.
Lo cierto es que no he probado el coche sin encintar, y no se si va mejor o peor.
El caso es que es el GT más rápido de la pista con una diferencia de algunas décimas. Y seguro que se debe a las RPM del motor, que salió muy bueno.

La carrocería vascula sin problemas, así que simplemente atornillo usando tornillos métricos, dejándolos mas ajustados de delante y mas suelto el de atrás.

No he retirado las pletinas que proporcionan la iluminación. Simplemente las he doblado un poco para que apenas rocen el chasis y las luces funcionen, aunque con algún parpadeo ocasional. Nunca he notado variación de las cualidades del coche por conectar o desconectar las luces en un Scalextric. Los cronos no cambian.

El coche es una preciosidad y va mucho mejor de lo se puede esperar de un SCX.
Un plus de este coche: Los espejos y el alerón son de goma, son irrompibles. No entiendo porque no hacen así todos los coches. Máxime teniendo en cuenta que SCX no vende repuestos de este tipo. Casi de ninguno...

Y eso es todo lo necesario, para disfrutar a tope de este coche.

Cuando pueda edito y añado alguna foto para alegrar el artículo. : )

No hay comentarios: