14 agosto 2010

El alerón, esa gran y rompible pieza

Detrás de los retrovisores, el segundo apéndice que suele sufrir daños inmediatos en un coche de slot es el alerón.
Un retrovisor roto pase. Además ya hemos visto aquí mismo como se repara. Pero un alerón es una pieza con demasiada presencia como para prescindir de ella.

Por su naturaleza es una pieza tremendamente expuesta a fuertes impactos que suelen terminar en rotura. O bien se rompe un fragmento del alerón o bien se rompen los anclajes que lo mantienen sujeto a la carrocería. Ambos casos son un completo desastre.

Lo que voy a mostrar hoy no es la panacea, pero puede ayudarnos a preservar esta pieza intacta durante mucho mas tiempo.

El paciente de hoy es el enorme alerón de un McLaren F1 de Slot.it en kit. Así pues es una pieza que viene previamente desmontada.
El problema que nos plantea este alerón es que al contrario de lo usual, no se sujeta por sí mismo sobre la carrocería. Los anclajes son diminutos.
Lo ideal hubiese sido que fuesen un poco mas largos y anchos para poder colocarlos con una ligera presión y punto. Y eso es exactamente lo que he hecho en este caso.
Vamos a verlo paso a paso en un tutorial extremadamente corto, por lo sencillo de la operación.



Necesitamos una sierra de pelo, tiras de etiqueta, un pegamento algo flexible y quizás una lima de cola de ratón o un cutter para hacer algún retoque fino.
Comenzamos por cortar un par de tiras de etiqueta de aproximadamente 15 mm de longitud. También debemos crear con la sierra de pelo un par de hendiduras de 2 mm de profundidad en los soportes del alerón.



Debemos comprobar que las tiras entran en esas hendiduras. De no ser así debemos ensancharlas lo suficiente empleando la lima de cola de ratón o el cutter. Quizás con el cutter es mas sencillo. La lima puede ser demasiado ancha para entrar en el diminuto hueco.



Una vez están las piezas en su punto debemos emplear el pegamento. Debido a experiencias anteriores he preferido usar un pegamento bicomponente en lugar de cianocrilato. Primero mezclamos los dos componentes del adhesivo en partes iguales.



Pegamos un extremo de cada tira y dejamos endurecer el pegamento. Posiblemente no nos de tiempo a colocar las dos tiras de una sola vez, necesitan que las sujetemos mientras endurece el adhesivo. Así que recomiendo mezclar cantidades mínimas de pegamento para no desperdiciarlo.



Una vez pegado un extremo de cada tira ya podemos pegar el otro. De nuevo, primero una y luego otra. Y prácticamente hemos terminado. Ahora solo nos queda esperar a que endurezca del todo el pegamento antes de hacer ninguna prueba.



Lo normal es que el pegamento, que debemos haber usado con la máxima mesura, haya ensanchado un poco el soporte y ahora no entre en el alojamiento de la carrocería. Si el alerón no entra con suavidad no debemos forzarlo. Con el cutter rebanamos con mucho cuidado el exceso de pegamento y probamos de nuevo a insertar el alerón en su sitio.
Siempre es preferible quedarnos cortos y tener que volver a rebanarlo de nuevo. Debemos conseguir que entre con una ligera presión para que no baile y se pueda salir solo.
Si nos hemos pasado rebanando siempre podemos añadir una o varias microgotas de pegamento en el soporte para intentar añadirle grosor.
Siempre debemos probar antes de seguir añadiendo o quitando materia del soporte.

Y ahora viene el toque final. En el que veremos para que sirve el bucle. Con esta sencilla operación vamos a lograr una sujeción extra en caso de accidente.



Con unas pinzas o alicate pequeño sujetamos el bucle que ha formado la tira muy cerca del soporte. Con el dedo, o algo plano, presionamos la curva de la tira para que el bucle se ensanche un poco. Ahora probamos de nuevo a colocar el alerón en su sitio. Veremos que el bucle entra pero con algo de dificultad. Una vez que ha entrado el bucle, sin meter el resto del soporte el alerón, comprobamos que ya no cae de su sitio.



Algunas consideraciones de orden legal y técnico sobre esta "chapucilla";

En total no creo que lo añadido al alerón alcance los 0.1 gramos, así que es algo completamente legal. En el peor de los casos con cortar el bucle ya no podrían decirnos nada. Es completamente normal encontrar pegamento para sujetar cualquier pieza, ¿o no? la diferencia es que este pegamento no pega, solo sujeta.

Alguien pudiera pensar, no sin razón, que si el alerón no se sujeta, lo mas cómodo sería pegarlo.
Y así es, pero al primer impacto serio tendremos un alerón roto. Mientras que, si solamente estaba sujeto, en el peor de los casos saltará de su alojamiento pudiendo meterse de nuevo con facilidad.
Sopesemos, en carrera, que nos causaría mas problemas. Además en muchos reglamentos no se permite sujetar el alerón con cinta adhesiva en la salida.

Una sola y última cuestión, antes de dar paso a algunos consejos para amantes de modelos de slot íntegros.
Si alguien desea que alerón se sujete, pero salte con mayor facilidad en caso de impacto para no romperse, no tiene mas que quitar el bucle cortando las tiras a ras del pegamento.

El siguiente párrafo le interesara a todo aquel que guste de usar sus coches en pista y devolverlos a la vitrina como recién estrenados.

Antes de colocar cualquier coche en pista lo primero que suelo hacer (y que recomiendo) es retirarle alerones y retrovisores. Entendiendo por "retirar" extraer la pieza íntegra y sin provocar otros daños. Diferente es "arrancar de cuajo", técnica mucho mas sencilla, pero no exenta de irreparables efectos secundarios.
Esta operación a menudo implica desmontar varias piezas de la carrocería. Si las piezas han sido termoselladas, es muy sencillo separarlas a base de cutter. Pero si por el contrario vienen pegadas, que alguien, por favor, me explique como retirarlas sin romperlas. Yo no he sido capaz de lograrlo hasta ahora.

Y para finalizar, solo me queda recordaros las bondades de la web 2.0. Esa que nos permite interactuar y enriquecer contenidos. En este caso a través de vuestros comentarios y dudas, que serán resueltas dentro de lo posible.

3 comentarios:

samjack dijo...

Funciona!!

Ayer probé el invento en las mejores condiciones: Un trazado desconocido, miles de aceleraciones con curvas técnicas... Los leñazos estaban asegurados. Hubo alguno en el que me dejé barniz, pintura y hasta parte de la carrocería. :(

Pero el invento del alerón funcionó al 100%. Llego a soltarse e ir colgando pero nunca llegó a caerse de la carrocería.

Aquiles Peleida. dijo...

Simple y eficaz lo guardo con el de los retros para porsiacaso.
O mas bien para cuando pase.

samjack dijo...

Otro detalle.
He comprobado que a la hora de pegar las tiras (o cualquier otra pieza) es importantísima la limpieza. Cualquier resto de grasilla que quede en las piezas a unir debilita terriblemente la unión de ambas.
Así que recomiendo limpiar las piezas con alcohol y evitar tocar las piezas con los dedos. Nos evitaremos tener que volver a pegarlo todo de nuevo.