07 julio 2010

La F1 me aburre, el WTCC me pone



Hace años, no demasiados, fui irremediablemente abducido por el encanto de la Fórmula 1. Y mas concretamente por un piloto Español que fue a poner a nuestro país en lo mas alto del podio. Algo inimaginable hasta ese momento.

Despertó el interés por esta categoría completamente olvidada en nuestro castizo país. Y de que manera. Hoy día tenemos 3 pilotos españoles en sendos F1 y, por si fuera poco, nuestra propia escudería, haciendo sus pinitos sobre los circuitos del campeonato.

Aún con todos estos alicientes, me aburro domingo tras domingo;
Bostezo a partir de la vuelta número 3, hacia la vuelta 10 no encuentro posición en el sofá del salón, hacia la 20 las cabezadas son inevitables.
De pronto hay una salida, un safety car, un adelantamiento y alertado por la exaltación de Lobato abro un ojo para no perderme el acontecimiento. El ojo no aguanta demasiado, se cierra y al cabo de un ratillo abro los dos con pereza para ver la última vuelta y confirmar el resultado que ya suponía al comenzar la carrera. A veces me sorprendo viendo que alguien ha pinchado o se ha salido cediendo posiciones y rompiéndome los esquemas del resultado.

Y así van demasiadas temporadas para mi gusto. He probado incluso viendo alguna carrera in situ y la experiencia se ve enriquecida notablemente por el ambiente, que no por los protagonistas del evento. Pero aún así la Fórmula 1 sigue resultándome aburrida hasta la muerte.



Me he quedado muy a gusto ahora que por primera vez he utilizado mi blog para quejarme o verter una opinión que no aporta nada por lo personal y mezquina que puede resultar, y puedo, por fin, pasar a mostraros el polo opuesto. Entretenimiento, incertidumbre, espectáculo. Ahora toca hablar del WTCC.

Para los que no hayan oído hablar nunca de estas siglas, significan, ya traducidas, Campeonato Mundial de Turismos. Y a pesar de que no vive su mejor momento, ya que hoy día tan solo participan oficialmente 3 fabricantes, no necesita nada mas para proporcionar espectáculo sin límites.

No voy a contaros el por qué de mi exaltación hacia este campeonato, prefiero mostrároslo y que vosotros mismos juzguéis.
Los 3 vídeos que a continuación encontrareis pertenecen a la primera ronda (siempre corren 2) de la prueba disputada en Italia. Esta fraccionada en 3 partes por limitaciones técnicas. En YouTube pueden disfrutarse en HD.

Tras los vídeos, y para aquellos que quieran disfrutarlo con algo de conocimiento de causa, colocaré unas breves notas a modo de introducción y que recomiendo sean leídas antes. Los que ya conocen las características del campeonato pueden ahorrárselas y disfrutar directamente de la carrera.

1ª parte


2ª parte


3ª parte


Menos es mas. Los coches que participan son versiones ligeramente evolucionadas de los coches que podemos ver todos los días en la calle. Olvidémonos de las inversiones millonarias de la F1.

Igualdad. El reglamento del WTCC busca la máxima igualdad. Se favorece a las marcas con menos prestaciones y se penaliza con lastre a los campeones. De modo que continuamente se igualan las aspiraciones de todos los pilotos. Hasta la última carrera no se decide quien gana el campeonato, pudiendo haber 4 o 5 aspirantes en condiciones de acceder al título.
Yokohama es el proveedor de neumáticos y el principal patrocinador del campeonato.

Rondas. Cada prueba consta de dos rondas. Antes de correr la primera se clasifica anotando el mejor tiempo por vuelta para configurar la parrilla de salida. En la parrilla de la segunda ronda se invierten las 8 primeras posiciones de modo que el ganador sale desde la octava posición.

Orgullo nacional. El año pasado el equipo oficial Seat rompió por primera vez con la eterna hegemonía de BMW. La preparación de los Seat Sport corre a cargo de SunRed, empresa también española. Este año no hay equipo oficial Seat. Pero los Seat León siguen en lo mas alto del campeonato.
Jordi Gené y Sergio Hernández son los dos pilotos españoles que participan en el campeonato. Jordi con un Seat oficial y Sergio con un BMW como independiente.

Puntos. Hay 3 campeonatos paralelos, 3 alicientes para saborear hasta el último punto concedido en cada prueba. Por un lado tenemos los fabricantes: Seat, BMW y Chevrolet, que están muy fuertes este año y lideran el campeonato a escasos puntos de Seat. Por otro lado los pilotos oficiales de las marcas y por último los pilotos independientes. Estos últimos disponen de menos medios, aunque a veces se plantan delante de los equipos oficiales.

El año pasado ganó el campeonato Seat. El piloto ganador fue G. Tarquini, que en la última prueba se impuso a Y. Muller arrebatándole el título por tan solo 4 puntos de diferencia. Ambos corrían en el equipo oficial Seat. Muller hoy corre en Chevrolet tras muchas temporadas fiel a Seat.

Y por ahora tenemos suficiente información para saber de que va todo esto y disfrutar de la carrera como es debido.

¿Te ha gustado, quieres mas?
Aquí viene lo malo. Hasta el año pasado se podía seguir con regularidad por Teledeporte. Este año tan solo tenemos resúmenes de media hora. Si tienes televisión de pago puedes seguir el campeonato en directo en Eurosport. En su web también puedes ver vídeos y resúmenes.

Claro que hay otra alternativa... Montarte tu propio campeonato de turismos. Actualmente las marcas de Slot tienen una gama suficientemente amplia como para crear un campeonato de turismos en tu propio club. Por ahora la marca que posee una gama mas amplia y mas igualdad entre sus modelos es SCX.



Con los tiempos que corren ahorrar es casi una obligación. Y un campeonato con este tipo de coches puede resultar una opción económica y accesible para todo el mundo.

¿A quien no le gustaría correr con un modelo que tiene aparcado a la puerta de casa?

5 comentarios:

DEMO dijo...

Y a parte de los citados..., qué decir de los campeonatos, todavía menos tediosos de los no menos malos pilotos Antonio García y Marc Gené.

Antonio García, un piloto excepcional aunque con algo menos de fortuna fuera del habitáculo que otros insignes..., y cómo no, uno de los más grandes de todos los tiempos, Marc Gené.

Próximas citas, 1000km de Silverstone y New Jersey respectivamente.

La WTCC..., un espectáculo, aunque como bien dices, difícil de seguir. En este país focalizamos la atención en una cosa y hasta la siguiente..., una pena.

En AutoSport esta semana como protagonista a falta de EfeUno, pero por norma general no más de cuatro páginas.

En internet, oficial y Eurosport se siguen bastante bin.

Y WTCC y Slot..., pues qué puedo decir, que me apunto, a coches igualados, muy igualados y que darían mangas realmente divertidas, y ojo, de casi cualquier marca, que una vez que todos van a 20 parece que vas rápido cuando pisas hasta 22..., apoyo propuesta!!! Coche de serie 100% al club!!

Muchas gracias por publicar Professor Sam.

mex22 dijo...

totalmente de acuerdo en todo je quiero esta categoria jaja saludos

Ricard Garrós dijo...

Una buena apreciación, al menos veo que no estoy solo en el mundo.
Si te gusta la WTCC te recomiendo que veas la DTM y sobre todo los Super GT(JGTC), las carreras japonesas donde hay un nivel y una competiviidad enorme.

neoracingTTeam dijo...

Hola,
Estoy contigo, si no hubiera ningún español en la F1 no la vería...es más divertida y dificil el wtcc.
Hablando de slot, has probado el digital?. En valencia estamos muy enganchados...
Saludos

samjack dijo...

Que alivio, ahora ya no me siento un bicho raro. :)

Tenéis razón en todo; el WTCC, el DTM, JGT, GT, BTCC, WRC... todos son bastante mas espectaculares en pista que la F1.

Sobre el campeonato de wtcc slot, deciros que he corrido uno este año y es una gozada. No los llevábamos de serie. Pero prepararlos son habas contadas. De hecho es bueno poder prepararlos porque esto permite poder elegir el turismo que mas te guste y hacerlo potable. De otro modo todo el mundo iría con el Honda y no habría diversidad en la parrilla. Cada uno tiene su punto de preparación y alcanzándolo todos van bastante igualados.

No he tenido oportunidad de probar nunca el digital, y menos en competición. Pero si que me gustaría probarlo. Cogiéndole el tranquillo tiene que ser una gozada.