05 enero 2008

Chasis HRS, hazlo fácil

Todos nos hemos encontrado alguna vez, o muchas veces, modelos de slot preciosos. Enormes y vistosos deportivos, o monstruos de las 24h de Le mans, que al ponerlos en pista se comportan como una auténtica pelotilla.
Comportamiento típico en un coche de slot con motor delantero, un chasis roto o mal diseñado, etc...

Pues todo esto tiene solución ¿Cómo? Con la sustitución del chasis original por un chasis HRS.

Vamos a empezar por explicar lo que es un chasis HRS. Son chasis adaptables a casi cualquier carrocería de slot. Podemos adquirirlos completamente montados o solo con lo imprescindible, para luego incorporar la mecánica que nos apetezca.


HRS de Slot.it


Diablo de Hobby Slot Racing

La principal cualidad de estos chasis es que se pueden adaptar en longitud y además ofrecen diversas configuraciones mecánicas. Esto nos permite tomar cualquier coche de slot, retirar una mecánica poco competitiva y a través de este chasis convertirlo en un auténtico misil.

Antes de nada tenemos que comprobar que la carrocería que vamos a adaptar es lo suficientemente amplia para que entre el chasis.
Una vez comprobado esto tenemos que desarmar el habitáculo interior y cualquier pieza que impida introducir el nuevo chasis limpiamente.

Ahora es cuando seguimos el manual de montaje del chasis y adaptamos su longitud como mas nos convenga. Debemos guiarnos por la distancia entre ejes del chasis original. Así nos aseguramos un perfecto acoplamiento a los pasos de rueda de la carrocería.

Acto seguido podemos equipar el chasis con todo el material que va a ser utilizado; motor, ejes, corona, llantas, guía y cables.



A continuación lo probamos en la carrocería. Esto es fundamental, nos ayuda a detectar posibles impedimentos, como que no gire la guía, las ruedas rocen por todas partes, o simplemente que sea imposible introducir el chasis montado.
También nos fijaremos en la zona en la q deben ir pegados los soportes de la carrocería. Rara vez es una zona plana. Lo habitual es tener que aplanarla, lijarla o añadir alguna pieza para dejar todo el área a la misma altura.

Posiblemente nos encontraremos con la pega de que los tetones del chasis son demasiado largos y nos obligan a forzar demasiado la carrocería. Tampoco hay que pasarse, si no entra, no entra. En ese caso debemos lijarlos poco a poco y probando siempre, hasta alcanzar un punto óptimo en que el chasis entre forzando muy levemente la carrocería. Mucho cuidado con pasarse, nos complicará el proceso posterior.
Ni que decir tiene que los tetones deberán tener la misma longitud a cada lado del chasis. También hay que precisar que los tetones delanteros no han de tener la misma longitud que los traseros. La carrocería no tiene porque ser igual de ancha en ambos puntos.



Una vez comprobamos que todo está correcto, empezamos a estudiar los soportes. Son esas piezas que pegamos a la carrocería y que soportarán el chasis.



Actualmente en lugar de venir sueltos, vienen unidos en una sola pieza. Detalle que facilita enormemente su manejo y colocación en la carrocería. Aunque debido al relieve interior de la carrocería no siempre es una ventaja y quizás tengamos que recortarlos.
En este caso particular el chasis tiene unos años y los soportes vienen sueltos, así que vamos a hacer un apaño provisional.

Vamos a unirlos provisionalmente para facilitar su manejo. Para ello nos serviremos de pegamento rápido, tipo loctite, y un palillo.
Primero colocamos los soportes en el chasis, les añadimos una gota minúscula de pegamento en la parte superior y acto seguido colocamos un palillo encima. Una vez que el pegamento esté seco podemos separar el conjunto del chasis.
OJO!! Que esa gota de pegamento no caiga al tetón y queden unidos soporte y tetón.



Vamos a ocuparnos ahora de la parte mas importante; La colocación correcta del chasis con sus soportes.

Tras colocar un par de chasis con éxito, he observado que lo ideal es que el bajo del chasis quede enrasado con la carrocería. Con la ventaja de poder utilizar indistintamente llantas de 15mm o 17mm.
Si el chasis quedase hundido en la carrocería nos veremos obligados a equiparlo con llantas de mayor diámetro para no ir arrastrando la carrocería por el circuito, con el agravante de que además es posible que la rueda roce con la parte superior del paso de rueda. En fin, un desastre.

Para evitar estos inconvenientes de nuevo vamos a servirnos de un palillo plano troceado y un poco de cinta adhesiva. Colocaremos esos trozos de palillo en las ruedas con la cinta en la misma disposición que se aprecia en la foto.
También colocaremos las llantas sobresaliendo 3 o 4 mm de la carrocería para que se apoyen perfectamente en el paso de rueda.



En la rueda delantera nos basta con uno. En la trasera debemos colocar 2 trozos formando un ángulo de 90º. Imaginemos que la rueda es un reloj que marca las 3 en punto. Cada palillo iría colocado donde señalase cada una de las agujas del reloj.

Hora de probar.

Colocamos de nuevo el chasis en la carrocería con soportes incluidos y comprobamos para que sirven estos palillos.



Debería quedar algo como lo de la foto.
Lo que marcan los palillos es la holgura que quedará entre la goma y la carrocería.
Debemos comprobar 2 cosas; que las ruedas no rocen en ninguna parte de la carrocería y por otra parte, que el chasis queda bien enrasado con la parte mas baja de la carrocería. Esto lo comprobamos dando la vuelta al coche. Si queda hundido, probaremos con palillos mas gruesos o una llanta de mayor diámetro.

Ahora viene la mejor parte.
Tenemos el coche panza arriba y hemos comprobado que todo cumple las comprobaciones indicadas. Todo está a la altura correcta y nada roza con las partes móviles de la mecánica.

Es la hora del pegamento.



En mi opinión, el mejor pegamento para unir los soportes del chasis a la propia carrocería debe cumplir dos requisitos: Unión extrafuerte y secado rápido, pero no instantáneo. Por eso utilizo uno que sea bicomponente.
Su uso es simple. Se presiona la jeringa sobre una superficie de deshecho (el plástico es ideal) y con una espátula o una tarjeta de crédito se mezclan los 2 componentes.
Este tipo de pegamento es estupendo. Por un lado crea una unión muy fuerte y por otro tarda en sacar unos 4 minutos tras su mezcla. Tiempo que nos permite recolocar las piezas cómodamente tras su unión.

Con ayuda de un destornillador podemos aplicar el pegamento sobre los 4 soportes en cantidad moderada y acto seguido comprobar que todo está en su sitio:
Todos los palillos de las ruedas están en contacto con la carrocería.
El chasis está bien enrasado.

Debemos mantenerlo todo en esta posición durante 3 o 4 minutos.
Con el coche panza arriba, podemos presionar levemente el chasis hacia abajo y un poquito hacia adelante, para que los palillos de las ruedas que quedan en el lateral siempre estén en contacto con la carrocería.
Este simple gesto hará que el chasis quede perfectamente alineado con la carrocería.



La propia presión de los tetones sobre la carrocería bastará para que los soportes se adhieran correctamente a la carrocería. Si antes nos pasamos lijando y no hay ninguna presión entre carrocería y soportes podemos hacerlo "a mano". Con presionar ambas puertas de la carrocería es suficiente.
Una vez endurecido el pegamento, podemos retirar el chasis con mucho cuidado abriendo la carrocería y sin forzarlo.



Conviene reforzar los soportes para que adquieran mayor resistencia a posibles impactos. Lo haremos añadiendo mas pegamento bicomponente alrededor del soporte.



Ahora solo resta volver a lijar los tetones para que la carrocería bascule. Siempre probando cada poco para no pasarnos. Si los dejamos muy cortos, el chasis podría salirse en plena carrera, algo nefasto y difícilmente reparable. Y si no los acortamos lo suficiente la carrocería no basculará.

El aspecto terminado debe ser algo parecido a esto.





Para rematar la faena habrá que montar de nuevo los cristales y colocar un bandeja aligerada de lexán, ya que posiblemente el habitáculo original no entrará con el nuevo chasis HRS.

A pesar de que he intentado explicarlo exhaustivamente y documentar el tutorial con todo detalle, seguro que surgen dudas, así que podéis usar los comentarios para intentar aclararlas. Eso si, hasta que no os pongáis manos a la obra no lo entenderéis todo al 100%.

1 comentario:

FERODO dijo...

ummm gran tutorial, me gusta como te expresas y la forma en que haces tu trabajo!

saludos